Mi compañero de labores bebe en el trabajo. ¿Debo hacer algo al respecto? | Diocese of Lansing

Mi compañero de labores bebe en el trabajo. ¿Debo hacer algo al respecto?

P: Mi compañero de oficina a veces se aparece borracho en el trabajo, y he olido el olor característico del alcohol en él. ¿Debo hacer algo?

R: Usted debe, pero no va a ser fácil.
  Beber en el trabajo es un delito grave. Como su compañero usted está en una situación difícil, yo le recomendaría seguir los tres pasos de la fórmula de prudencia de Santo Tomás de Aquino – Aconsejar, Juzgar, Mandar (Preparen, Apunten, Fuego)

ACONSEJAR. Reúna los hechos acerca de cuál debe ser su mejor acción. La prudencia siempre venera la realidad. Su primera revisión de la realidad es política de la empresa. ¿Existe una prohibición explícita o asumida de beber en el trabajo? ¿Cuál es la consecuencia de la violación? ¿Y cuáles son las obligaciones de los compañeros de trabajo para informar mala conducta ética? Si hay un Programa de Asistencia al Empleado de la empresa (EAP), se puede sugerir que se dirija a ellos.

JUZGAR. Una vez que ha reunido la información. Ahora busque consejo, humano y divino. Para consejo humano, es posible que desee llamar el concilio diocesano de su obispo sobre el alcohol y otras drogas y obtener algunos consejos sobre cómo proceder de una manera respetuosa de su compañero de trabajo y sin embargo atienda a sus preocupaciones muy reales. También puede ponerse en contacto con un grupo local de Al-Anon. Oremos para que el Espíritu Santo le de sabiduría.

MANDAR. Si, después de que usted ha hecho su tarea, se da cuenta de que necesita actuar, reúna el valor para hacerlo.

Si usted ha decidido sugerir Alcohólicos Anónimos u otro tipo de ayuda, acérquese a su compañero de trabajo con un tono de preocupación genuina en lugar de acusación. Reúna los materiales que desea proporcionarle y hágale saber que usted está preocupado por él.

Si eso no funciona, o si usted ha decidido que su alcoholismo es una amenaza inminente para sí o para otros y hay que informar de la situación de inmediato, es posible que desee conversar con su supervisor y decirle, "He estado indeciso de plantear una cuestión delicada sobre un compañero de trabajo. Pero mi preocupación por él y el respeto por la política de la empresa me ha hecho pedir su ayuda o consejo".

Ha este punto, usted ha referido el asunto al autoridad correspondiente de manera responsable. Ahora ellos tienen que tomar sus propias acciones responsables – refiriendo al empleado para que reciba ayuda de la empresa, y tomando las medidas para proteger a los clientes u otras acciones. Sin embargo, esas cosas están fuera de su control.

Usted no puede controlar los resultados, usted puede controlarse a sí mismo y hacer lo mejor posible. ¿Quién podría pedir más?


Jim Berlucchi es el director ejecutivo del centro Spitzer, cuya misión es construir culturas de evangelización (www.spitzercenter.org).

parish staff directory

Catholic Event Finder

Mobile Directory

Mass Times

FAITH Magazine

Outreach Mass