Ella dice: “Nuestra hija es lo suficientemente mayor como para elegir su propio enamorado” | Diocese of Lansing

Ella dice: “Nuestra hija es lo suficientemente mayor como para elegir su propio enamorado”

Mary dice: Nuestra hija está saliendo seriamente con un hombre que no es el indicado para ella – él no tiene ni la educación ni la ambición que debería tener. Steve quiere que intervengamos, pero creo que ella debe tomar sus propias decisiones aunque estén equivocadas.

Él dice: “Su enamorado no es el indicado – ¡necesitamos intervenir!”

Steve dice: ¿Cómo Mary puede sugerir que nos quedemos mirando sin intervenir mientras nuestra hija arruina su vida? No creo que esto sea ser buenos padres – tenemos que decir a nuestra hija que deje a ver a este individuo.

¿Qué hacer?

Podemos decir que ustedes dos están en lo correcto, pero esto no ayudaría mucho. La respuesta correcta para Steve y Mary debería estar en medio. Mary tiene razón ya que vivir con las consecuencias de las decisiones que uno toma contribuye mucho al autoconocimiento y a la madurez.

Por otro lado, ¿cuántos de nosotros los padres podríamos sentirnos cómodos viendo a nuestros hijos caminar hacia el proverbial precipicio? Como padres de jóvenes adultos, nuestras intervenciones se ven cada vez más restringidas y a veces se ven limitadas a observar como fracasan. De alguna manera, no es muy diferente a observarles caer cuando dieron sus primeros pasos. Se cayeron, pero se pusieron de pie y hasta aprendieron a correr. Si no los soltamos de nuestras manos, ¿cómo aprenderán a ponerse de pie o correr?

Les animamos a que reflexionan en la manera en que sus padres reaccionaron cuando ustedes les anunciaron su decisión de casarse. ¿Es posible que un padre (o ambos) expresaran dudas? ¿Alguien dijo algo así como, “Ella puede conseguir alguien mejor” o “¿Pero…porque quiere casarse con ella?”? ¿Escucharon a aquellos que expresaron dudas o decidieron estar unidos para siempre?

Recordamos claramente cuando nosotros, como jóvenes adultos, informamos a nuestros padres de nuestro deseo de casarnos. Nuestros pasados eran totalmente opuestos y ninguno de nuestros padres pensaba que estábamos listos para un compromiso para toda la vida. Pero nosotros si creíamos que estábamos listos y aun lo pensamos.

Es normal que todo padre desee lo mejor para su hijo o hija y escoger un cónyuge es, sin lugar a dudas, uno de los mayores eventos en la vida de una persona. Su hija tiene el derecho de escoger a la mejor persona que responda a sus necesidades. Como padres ustedes tienen la obligación de guiarla y hasta de sugerirle que tenga una preparación matrimonial en su parroquia local, pero no tienen el derecho de elegir a su futuro esposo. Pueden hacerles preguntas tales como: ¿Que planes futuros tienen como esposos? ¿Cómo imaginan será su futuro como pareja? Son preguntas válidas y que les invitará a pensar y dialogar a su hija y su novio.

Aun cuando usted crea que este es el momento para advertirle de los peligros a su hija, este también es un tiempo en que deben apoyarla y de dejarle saber que la aman y que están preocupado por ella. Se nos viene a la mente las palabras de la Santa Madre Teresa, “Si juzgas a la gente, no tienes tiempo para amarla”. Nuestra preocupación se centra en el estrés que ustedes están teniendo en su propia relación. Una valiosa sugerencia que muchas veces es dejada de lado es la de buscar la ayuda del Espíritu Santo. La biblia es clara: ella nos dice que si le pedimos ayuda a Jesús, la ayuda se nos será concedida para que el Padre sea glorificado. Todos lo que, como parejas y padres, necesitamos hacer es asegurarnos de pedir lo correcto. Cuando pedimos a Dios que conceda sabiduría a nuestro hijo, cuando pedimos el don de la paciencia para nosotros, cuando pedimos el don de discernir la voluntad de Dios y lo hacemos con sinceridad de corazón y con confianza, lo que pedimos nos será concedido. Steve y Mary, ustedes se sorprenderán del poder y la fortaleza que su relación recibirá cuando el Espíritu Santo está presente.


El Diácono Tom Fogle y JoAnne Fogle ayudan a preparar parejas para el matrimonio.

parish staff directory

Catholic Event Finder

Mobile Directory

Mass Times

FAITH Magazine

Outreach Mass