Teología 101 | Diocese of Lansing

Teología 101

La Confirmación
lo que usted necesita saber acerca de este sacramento a menudo mal entendido

La confirmación puede ser el más incomprendido de nuestros siete sacramentos. Tal vez esto se debe a que sus prácticas rituales han tenido una historia muy rica y variada. ¿Somos hechos soldados de Cristo? ¿Estamos más "plenamente" bautizados? ¿Es simplemente un rito de iniciación para los adolescentes católicos?

Incluso en la iglesia primitiva, los rituales se produjeron antes y después del baño bautismal y antes de la cena eucarística. Estos ritos incluían la unción(s), la imposición de manos, y la crismación (ser marcados con la señal cruz). Con el tiempo, estas acciones fueron reservadas al obispo y, en Occidente, fueron separadas del bautismo y la Eucaristía. Con los cambios en la praxis vinieron cambios en la comprensión teológica. Por ejemplo, se añadió una ligera palmada en la mejilla para recordar al candidato que él o ella debían ser fuertes con el fin de defender y promover la fe. Ese gesto ya no se utiliza. La imposición de manos y la unción con el crisma continuarán sirviendo como signos del fortalecimiento de la gracia bautismal y la concesión de los dones del Espíritu Santo.

El sacramento de la confirmación es conferido por la unción en la frente con el santo crisma, que se hace con la imposición de las manos y por las palabras "Recibe por esta señal el don del Espíritu Santo" (Constitución Apostólica sobre el Sacramento de la Confirmación, Papa Pablo VI, 1972).

Al igual que el bautismo, la confirmación se da una sola vez, ya que imparte una indeleble y especial "marca espiritual" o "carácter".

El obispo es el ministro habitual (ordinario) de la confirmación, aunque los sacerdotes también pueden conferir el sacramento. Por ejemplo, el pastor puede administrar los tres sacramentos de la iniciación – el Bautismo, la Confirmación y la Eucaristía – a los elegidos en la Vigilia de Pascual. ¡Así como la iglesia lo hizo hace casi 2.000 años!

La confirmación confiere cuatro cosas

1. Aumenta y profundiza la gracia bautismal
2. Nos une más firmemente a Cristo
3. Aumenta los dones del Espíritu Santo dentro de nosotros
4. Nos da una fuerza especial para difundir y defender la fe mediante la palabra y la acción

Los Santos Óleos

El Jueves Santo en la Misa Crismal, el obispo bendice y consagra estos tres aceites usados durante el año en nuestras parroquias. Utilizamos aceites sagrados en cuatro sacramentos: el bautismo, la confirmación, la unción de los enfermos y el Orden sacerdotal. También usamos los óleos en la dedicación de una iglesia y un altar.

1. El óleo de los enfermos se utiliza para ungir la cabeza y las manos de una persona enferma.
2. El óleo de los catecúmenos se usa para ungir a los bebés sobre el pecho durante los bautismos y a los catecúmenos durante su período de preparación.
3. El Crisma se utiliza para ungir la coronilla de la cabeza de un bebé después del bautismo; la frente de un candidato a la confirmación; las manos durante la ordenación de un sacerdote o en la cabeza durante la ordenación de un obispo; y al consagrar un nuevo altar de una iglesia.

Cronología

7 principales novedades en la práctica de la confirmación

Antiguo Testamento

• Ritual unción de un rey o profeta (1 Samuel 16: 12-13)

Nuevo Testamento

El Espíritu Santo está presente en el bautismo de Jesús (Mt 3, 13-17; Jn 1, 33-34)
Jesús promete al Paráclito (Jn 16, 7-16; Hch 1, 5)
El Descenso del Espíritu Santo en Pentecostés (Hechos 2: 1-4)
Los Discípulos ponen las manos sobre los nuevos cristianos, y los bautizan con el Espíritu (Hechos 10: 44-48, Juan 3, 2 Cor 3, Efesios 1:13, Hechos 8:17)

Del Siglo III al VI

• Ninguna práctica uniforme
La unción post-bautismal, el sacerdote es seguido por el obispo quien hace la imposición de manos, la unción, y La señal de la cruz en la frente. (Const Apostólica., 360 dC)
Ireneo de Lyon enfatiza los dones carismáticos
Agustín se centra más en el Espíritu Santo en el bautismo
Ambrosio de Milán subraya la imposición de manos
• Iglesias orientales - bautismo, Crismación, Comunión
• Las unciones antes y después del Bautismo adquieren significados diferentes - de exorcismo para prepararse para el bautismo vs sellado o marcado por Cristo
Año 416, Inocencio I – solo el obispo puede "sellar con la señal de la cruz”(basado en Hechos - Pedro y Juan vinieron después de un bautismo); el sacerdote puede ungir con aceite consagrado por el obispo, pero no puede “sellar” en la frente con la cruz
La palabra "confirmación" se utilizó por primera vez en el Concilio de Orange en 441. Se observa que el crisma debe utilizarse sólo una vez
La primera explicación doctrinal de una ceremonia de confirmación independiente está dada por el obispo Fausto de Riez en 458: "En el bautismo somos regenerados a la vida; después del bautismo somos confirmados para la batalla. En el bautismo somos lavados; después del bautismo somos fortalecidos”.
Siglo V, "Sello del don del Espíritu Santo" aparece en la liturgia de la reconciliación para los herejes - sobre todo por León Magno

Del Siglo VI al XIII

• La disolución de los ritos de iniciación en Occidente
• Las diócesis se hacen más grandes, el obispo visita con menor frecuencia, sin embargo, los bebés necesitan ser bautizados poco después de haber nacido (quamprimum)
• La comunión se convierte en algo independiente de la confirmación – dado el peligro de que los bebés escupan la sagrada hostia; el consumo del cáliz se elimina en 1200s
• En el Oriente, la práctica del bautismo, la confirmación y la Eucaristía continúa
En el siglo IX, Rabanus Maurus – afirma que  " la unción presbiteral (sacerdotal) da el Espíritu Santo y nos hace morada de Dios; la unción episcopal otorga los siete dones del espíritu ... con toda la plenitud de la santidad y del conocimiento y del poder
• Infrecuencia del sacramento; hace que a los padres se les recuerde que deben confirmar a sus hijos
Alcuino (730-804) señala que quien está confirmado "es fortalecido para predicar a los demás"
La confirmación es nombrada como uno de los siete sacramentos durante el Concilio de Lyon, 1274
Aquino ve la analogía con el crecimiento del cuerpo y el crecimiento espiritual; la confirmación es vista como sacramento de la madurez; la gracia de la confirmación es un aumento de la gracia que ya está presente en el bautismo, que causa gracia inicialmente. "Porque en el bautismo se recibe el poder para llevar a cabo esas cosas que pertenecen a la propia salvación en la medida en que uno vive para sí mismo. En la confirmación las personas reciben el poder de participar en la batalla espiritual contra los enemigos de la fe" (Summa Theologiae III).

Del Siglo XV al XVII

1439 el Concilio de Florencia utiliza estas ideas escolásticas de "fortalecimiento" y al obispo como ministro ordinario; agregando la imposición de las manos
• Los cambios en los libros Pontificales (libros utilizados por los obispos) incluyen la Crismación, la imposición de manos, el beso de la paz, y alapa (palmada en la mejilla)
Trento La confirmación es defendida como sacramento; se defiende el uso del crisma; afirma al obispo como ministro ordinario

Del Siglo XVIII al IXX

Benedicto XIV reintroduce la imposición individual de las manos con la señal de la cruz en la frente; el obispo unta su pulgar con crisma
1897 León XIII Propone la Confirmación antes de la Primera Comunión

Siglo XX

1910 Pío X Propone la comunión a la edad de la razón, después de la confirmación
El Vaticano II ubica a la confirmación de nuevo en el contexto de la plenitud de la iniciación en lugar de ritualizar un rito de iniciación o madurez
• Los sacramentos son un signo de la gracia de Dios
• Hay un llamado a reformar el rito
• Conexión al obispo, orígenes apostólicos de la Iglesia (CIC 1292)
1971 El Papa Pablo VI promulga el nuevo rito de la confirmación; escribe la Constitución Apostólica - Divinae Consorcio Naturae

parish staff directory

Catholic Event Finder

Mobile Directory

Mass Times

FAITH Magazine

Outreach Mass