Nuevas interpretaciones de lo que se considera un derecho humano | Diocese of Lansing

Nuevas interpretaciones de lo que se considera un derecho humano

Continuando con Teología 101 y su investigación acerca de las enseñanzas de la Iglesia sobre muchos de los temas abordados por los dos sínodos sobre la familia, este mes examinaremos las "nuevas interpretaciones de lo que se considera un derecho humano".

Los bases

De acuerdo con la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, los derechos humanos son derechos inherentes a todos los seres humanos sin "distinción alguna de nacionalidad, lugar de residencia, sexo, origen nacional o étnico, color, religión, lengua o cualquier otra condición". Los derechos humanos son universales e inalienables (lo que significa que sólo pueden ser limitados en situaciones específicas de acuerdo con el debido proceso). Por otra parte, cada ser humano tiene el mismo derecho a sus derechos humanos sin discriminación, ya que, según el artículo 1 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, "todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos".

Entonces, ¿cuál es el problema?

El informe final del Sínodo Extraordinario de los Obispos apunta a la raíz del problema:

"... La misma consideración debe darse al creciente peligro representado por un individualismo preocupante que deforma los lazos familiares y termina considerando cada componente de la familia como una unidad aislada, lo que lleva, en algunos casos, a la idea de que una persona se forma de acuerdo a los propios deseos, que son considerados absolutos". (5)

Luego del sínodo del 25 de noviembre de 2014, el Papa Francisco se dirigió tanto el Parlamento Europeo como al Consejo Europeo. En su discurso ante el Parlamento Europeo, El Papa Francisco hizo eco y elaboró sobre lo dicho en el Sínodo Extraordinario refiriéndose tanto a su documento preparatorio como al informe final:

"Hoy en día existe una tendencia a reclamar derechos individuales cada vez más amplios... El concepto esencial y complementario del deber ya no parece estar ligado a un concepto del derecho como tal. Como resultado de ello, los derechos de las personas son respetados, sin tener en cuenta el hecho de que cada ser humano es parte de un contexto social en el que sus derechos y obligaciones están ligados al de los demás y con el bien común de la sociedad misma".

Luego el Papa Francisco dijo al Consejo Europeo:

También hay que tener en cuenta que, aparte de la búsqueda de la verdad, cada individuo se convierte en el criterio para la medición de sí mismo y de sus propias acciones. El camino se abre así a una afirmación subjetivista de los derechos, por lo que el concepto de derechos humanos, que tiene una importación universal por naturaleza, se sustituye por una concepción individualista de los derechos. Esto ... favorece a la globalización de la indiferencia nacida del egoísmo.

En otras palabras, como en el caso de la discusión del mes pasado en la cultura del no-compromiso, el excesivo individualismo es la fuerza impulsora principal detrás de esta preocupación. Una vez más, un excesivo individualismo es una mentalidad que afirma que el primer deber del individuo es sacar el mayor provecho personal de la propia vida, en lugar de contribuir al bien de los demás. Es una mentalidad que socava el matrimonio, con su invitación a la reciprocidad total del don de sí, y crea, como el Sínodo nos recuerda, "una mentalidad contraria a tener hijos”.

El Enlace con el relativismo

El fenómeno del individualismo excesivo puede estar vinculado a la filosofía del relativismo, que domina gran parte de la cultura occidental. La esencia del relativismo es que los puntos de vista no tienen la verdad absoluta son de valor relativo, y de validez sólo subjetiva. Esto significa que toda verdad es "relativa" al individuo.

El problema es que el relativismo es, de hecho, una filosofía que se basa en la negación de la verdad objetiva, o al menos niega nuestra capacidad de conocer la verdad, lo que equivale a la negación de la verdad revelada de Dios, de la fe en el Dios de la revelación y, en última instancia, de Dios.

También se encuentra en total contradicción con cualquier noción de la universalidad y la inalienabilidad de los derechos humanos privándoles finalmente de sentido. En resumen, el relativismo se trata de lo que nosotros, como individuos, queremos. Nos deja susceptibles a falsas nociones tales como:

  • todo lo que es legal es moral;
  • los sentimientos deben preceder a la razón cuando se trata de toma de decisiones morales;
  • la moralidad consiste en todo lo que es aceptable para la cultura en un momento dado; y
  • tener la razón por la fuerza.

Además, en un sistema de este tipo, el pragmatismo generalmente gana influencia. El pragmatismo sostiene que lo que funciona para el individuo es cierto. En otras palabras, no podemos saber si algo es verdadero o no hasta que lo hacemos y vemos si funciona. Naturalmente, una mentalidad de "el fin justifica los medios" acompaña generalmente al relativismo y al pragmatismo - aunque los extremos están cambiando constantemente.

Esta realidad de extremos que cambian constantemente es lo que es tan problemático al relativismo. Cuando nuestra última y suprema norma y guía de conducta es el deseo separado de lo trascendente, nos encontramos en última instancia sin ningún estándar, porque los deseos mundanos de la humanidad, pueden cambiar y estar desorganizados.

Pregunta sobre el catecismo

Ponga a prueba su conocimiento de la enseñanza de la Iglesia sobre la familia, respondiendo a lo siguiente:

El derecho y el deber de los padres ________________ son primordiales e inalienables.

A. cuidado de los enfermos

B. reclamar los derechos reproductivos

C. educar a sus hijos

D. renegociar y/o anular el contrato de matrimonio

Respuesta: (C) a educar a sus hijos (CIC 2221). El catecismo afirma que "como primeros responsables de la educación de sus hijos, los padres tienen el derecho de elegir para ellos una escuela que corresponda a sus propias convicciones". (2229)

Doug Culp es el CAO y el secretario para la vida pastoral de la Diócesis de Lexington, Kentucky. Tiene una maestría en teología de la Catholic Theological Union en Chicago.

parish staff directory

Catholic Event Finder

Mobile Directory

Mass Times

FAITH Magazine

Outreach Mass