Mi compañero de cuarto no hace su parte en el cuidado de la casa | Diocese of Lansing

Mi compañero de cuarto no hace su parte en el cuidado de la casa

P: Mi compañero de cuarto no hace su parte en el cuidado de la casa. Nunca hemos discutido este tema, ¿hay alguna manera de establecer reglas ahora sin crear asperezas?

En todas las relaciones de grupos sociales, desde las relaciones internacionales hasta las domésticas, necesitamos tener reglas de convivencia implícitas o explícitas.

Aprendemos las reglas a través del ejemplo y la enseñanza social en el hogar, la escuela y la sociedad en general. Esas normas o reglas son la garantía del respeto mutuo por la integridad mutua, la no agresión mutua, la no interferencia mutua en los asuntos de los demás, la igualdad y la cooperación para el beneficio mutuo y la coexistencia pacífica.

Usted probablemente asumió que las reglas más básicas se daban por sentado en el acuerdo de vida entre usted y su compañero de cuarto, pero claramente este no es el caso.

Le sugiero que, antes de reunirse con su compañero de cuarto, haga este ejercicio:

En primer lugar, identifique sus sentimientos asociados con la situación – frustrado, enojado, molesto, etcétera.

En segundo lugar, anote actividades específicas que definen lo que entiende por "parte de las tareas".

Cuando se sienta listo para discutir la situación con su compañero de cuarto, establezca una hora y lugar específico, y lleve la reunión de una manera no amenazante. Tenga en mente Proverbios 17:14: "Entablar un juicio es como abrir una represa; desístete antes que se dé curso a la demanda".

La Dra. Gelasia Marquez es psicóloga y consejera familiar.

parish staff directory

Catholic Event Finder

Mobile Directory

Mass Times

FAITH Magazine

Outreach Mass