Quiero encontrar a la niña que di en adopción | Diocese of Lansing

Quiero encontrar a la niña que di en adopción

P: Di a mi hija en adopción poco después de dar a luz. Ahora que ella ha crecido, quiero encontrarla. ¿Qué puedo esperar?

R: Las experiencias de estas reuniones varían enormemente, y a menudo son agridulces. Dada la complejidad de la tríada involucrada - padres biológicos, padres adoptivos, e hijos(as) adoptado(as) - hay muchos caminos diferentes que su reunión podría tomar. Pero se puede esperar un cambio.

La búsqueda de uno mismo. La búsqueda de la identidad es una preocupación común entre los menores, especialmente los adolescentes. En reuniones con las madres de nacimiento, los niños dados en adopción tienen la oportunidad de rellenar los espacios en blanco de aspectos claves en la historia de sus vidas. Esto puede proporcionar una sensación de logro, de conocer la propia historia.

Permanecer conectados o no. Puede ser que la necesidad de establecer una conexión de lugar a una relación satisfactoria, o puede que sea suficiente saber sobre la historia temprana de su vida. Las investigaciones sobre las experiencias de 48 adultos británicos que habían sido reunidos con sus madres biológicas más de ocho años atrás dieron como resultado que el 84 por ciento de ellos consideró que la reunión le había proporcionado respuestas a preguntas importantes de su vida. (Revista Británica de Trabajo Social, 2001, 351-68) Para algunos, estas respuestas son suficientes y los individuos se alejan. Otros crean relaciones.

Expectativas Realistas. Reagan Curtis y Frances Pearson señalan que muchas reuniones están precedidas de expectativas poco realistas y fantasías. (Journal of Social Work, Oct. 2010) Ellos señalan que requiere paciencia y sensibilidad identificar nuevos roles, para determinar cómo se llamaran uno al otro y negociar las obligaciones de la relación. Al encontrar respuesta a algunas de las preguntas se encontraran nuevos asuntos que atender.

Ore y pida a Dios que le guie cuando busque reencontrarse con su hija, recuerde que todos somos hijos de Dios…al buscar “Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, los tales son hijos de Dios… El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu de que somos hijos de Dios”. (Rom. 8:14; 16)


La Dra. Cathleen McGreal es una profesora de psicología y directora espiritual certificada.

parish staff directory

Catholic Event Finder

Mobile Directory

Mass Times

FAITH Magazine

Outreach Mass