Ella dice: "Yo no soy católica. " | Diocese of Lansing

Ella dice: "Yo no soy católica. "

Ella dice: "Yo no soy católica. "

Susan dice: Mike no era un católico practicante, cuando nos casamos, y mi tradición ha sido metodista. Estoy feliz que se sienta satisfecho en la iglesia, pero no estoy interesada en ir - y si lo fuera, sería a una iglesia metodista.

Él dice: "Quiero que mi esposa venga a misa conmigo. "

Mike dice: Hace poco volví a la Iglesia después de haber estado fuera por mucho tiempo. Susan no es católica y no está interesada en asistir a misa conmigo. Me siento muy triste y solo yendo por mi cuenta. Me gustaría que se uniera a mí.

¿Qué pueden hacer?

No es raro que en la cultura actual el esposo y la esposa no compartan la práctica de una tradición religiosa. Nos preguntamos dónde está Dios en su relación. Algunos científicos sociales sugieren que las parejas con una espiritualidad compartida (valores compartidos y una misión común) pueden reducir la probabilidad de divorcio de forma espectacular. Las parejas que han integrado a Dios en su matrimonio y han aprendido a cómo orar juntos pueden llegar a reducir aún más sus posibilidades de divorcio. La mayoría de las parejas casadas que realmente desean hacer todo lo posible para proteger su relación no dudarían en desarrollar una relación con Jesús e invitarlo a su matrimonio como un socio activo.

Creemos que es maravilloso que Mike haya vuelto a descubrir las bendiciones de volver a la práctica de su fe católica. Le recomendamos que deje que el Espíritu Santo trabaje en su propio tiempo, y no en el suyo. Mike debe seguir garantizando un buen ejemplo para Susan. En el momento adecuado, podrá compartir con ella lo que ha descubierto al volver a la Iglesia. Sin embargo, el momento oportuno puede que no sea todos los días o todos los domingos. Mike podría pedirle a Susan que lo acompañe en días especiales, como Navidad y Pascua. No nos parece que Susan este en contra de la Iglesia Católica, sino que no está interesada en tener una relación con Dios - como lo indica su falta de interés en ir a su propia iglesia.

Mike tal vez desee catequizar a Susan acerca de los gestos y posturas básicas de la misa antes de que ella asista a una. Eso podría disminuir su incomodidad con lo desconocido.

Puede ser que cuando Susan vea el entusiasmo de Mike por una relación con Jesús y cuán importante es la fe para él, que ella también desee compartir en esa relación. El desarrollo de un deseo compartido por tener a Dios como una parte de su relación matrimonial debe ser su objetivo principal. Somos conscientes de la decepción que Mike puede estar sintiendo, pero le animamos a que sea paciente y no crítico y que pida al Espíritu Santo por guía. Romanos 15:19 ofrece otra guía útil para Mike, “... buscar lo que lleva a la paz y a la edificación de otro. " La adoración es un acto comunitario. Le recomendamos a Mike que le pregunte a Susan si puede acompañarlo a una cena de la parroquia o evento social en la iglesia para que pueda conocer y sentirse cómoda con otros miembros de la comunidad parroquial. Susan descubrirá rápidamente que hay un gran número de cónyuges no católicos que asisten a misa regularmente. Cuando Dios lo quiera, a través del Espíritu Santo, el corazón de Susan estará abierto a las maravillas de sus bendiciones. Mientras tanto, siga orando por la conversión de su corazón y para que esté abierta a una relación con Dios, alimentada por su constante ejemplo.


El Diácono Tom Fogle y JoAnne Fogle ayudan a preparar parejas para el matrimonio.

 

parish staff directory

Catholic Event Finder

Mobile Directory

Mass Times

FAITH Magazine

Outreach Mass