Ella dice: “No quiero que nuestros hijos sepan que tienen una media hermana”. | Diocese of Lansing

Ella dice: “No quiero que nuestros hijos sepan que tienen una media hermana”.

Ella dice:
“No quiero que nuestros hijos sepan que tienen una media hermana”.

Cindy dice: Patrick y su novia de la escuela secundaria tuvieron una bebé juntos a quien dieron en adopción. Esa bebé es ahora una mujer adulta, y mi marido piensa que debemos hablarles a nuestros hijos acerca de ella. Yo no quiero que mis hijos sepan que no son los únicos hijos de su padre.

Él dice:
“Di una bebé en adopción cuando era un adolescente – mis hijos deben saberlo”.

Patrick dice: Lamento que a Cindy le moleste esto, pero la bebé que tuve con mi novia de la escuela secundaria es una realidad. Estoy preocupado de que ella quiera ponerse en contacto conmigo o con mis otros hijos, y yo no quiero que esto venga como una completa sorpresa.

Vivir una mentira, incluso cuando su divulgación puede resultar vergonzosa, nunca es una buena idea. La revelación a sus hijos de que ellos tienen un hermana adicional puede ser un momento de aprendizaje; un testimonio de la santidad de la vida (aborto versus adopción); un testimonio de la realidad asociada con el embarazo en adolescentes y sus consecuencias; y un testimonio de la relación entre los padres y sus hijos (compartiendo luchas y debilidades). Si nuestras vidas deben ser vividas a la luz de Cristo, debemos vivirlas en la verdad y no en una mentira.

Si Patrick siente una profunda responsabilidad por compartir este secreto guardado por largo tiempo con el resto su familia, sería sabio de su parte si él y Cindy lo discuten en detalle y se preparan antes de compartir la historia con sus hijos. Si Cindy puede estar en paz con esta experiencia del pasado de su marido, podría realmente ser una bendición para los niños; les mostraría la misericordia y el perdón infinito de Dios en relación con nuestras faltas humanas. El testimonio de amor que observaran los hijos a través de la familia les ayudará a entender el carácter sagrado del matrimonio y cómo los esposos y las esposas se apoyan y defienden el uno al otro en las buenas y en las malas.

A largo plazo, el compartir este evento con los hijos, ayudará a que la relación entre Patrick y Cindy mejore porque la ansiedad causada por el mantenimiento de un secreto se evaporará. Los niños muy probablemente experimentarán un mayor respeto hacia a sus padres. La familia podrá volver a estar unida, sabiendo que todos los hijos son aceptados y son parte de la familia.

Vivir la verdad es la única manera de vivir una vida virtuosa que es agradable a Dios. Recordemos las palabras de la Escritura, “El labio veraz permanecerá para siempre, la lengua mentirosa, sólo por un momento” (Proverbios 12:19). San Agustín nos recuerda que: “Una mentira consiste en decir una falsedad con intención de engañar”. No decirles la verdad sobre la bebé dada en adopción es engañar a otros miembros de la familia. Si los hijos de Cindy y Patrick tienen la edad suficiente para comprender la dignidad de la vida, entonces ellos tienen la edad suficiente para enfrentar la verdad. El Catecismo de la Iglesia Católica también dice: “Mentir es hablar u obrar contra la verdad para inducir a error” (2483). El error en esta situación es un falso entendimiento de que no hay otros hijos que pertenecen a esta familia.

La exposición de este evento pasado en la vida de Patrick es una oportunidad para que la relación de Patrick y Cindy se vea libre de ataduras por primera vez. Si Patrick y Cindy confían en la bondad y misericordia de Dios, van a experimentar su presencia sanadora y su paz. La perpetuación del secreto de Patrick y Cindy no servirá ningún propósito útil. De hecho, nuestras conexiones con algunas parejas que han experimentado esta misma situación han descubierto una mayor unión entre los hijos a consecuencia de haber admitido la verdad.

La gracia y la sabiduría del Espíritu Santo conducirán a toda la familia a la integración y aceptación cuando Patrick y Cindy depositen su confianza en la misericordia de Dios y se atrevan a vivir en la verdad.


El Diácono Tom Fogle y JoAnne Fogle ayudan a preparar parejas para el matrimonio.

parish staff directory

Catholic Event Finder

Mobile Directory

Mass Times

FAITH Magazine

Outreach Mass