Ella dice: "¡Él nos está endeudando hasta la miseria!" | Diocese of Lansing

Ella dice: "¡Él nos está endeudando hasta la miseria!"

Ella dice: "¡Él nos está endeudando hasta la miseria!"
Sharon dice: Me enteré de que Jack nos ha endeudado enormemente y sin mi conocimiento. Al parecer, ha estado visitando los grandes almacenes con nuestra tarjeta de crédito, y haciendo grandes compras. Me siento traicionada, es como una infidelidad financiera.

Él dice: "Es mi dinero - debería poder gastarlo como me parezca."
Jack dice: Yo gano el dinero y debería tener el derecho de decidir cómo gastarlo. No sé por qué Sharon se altera tanto - no es como si hubiésemos perdido la casa por esto.

¿Qué deben hacer?

En el matrimonio no se trata de "que lo mío sea mío y lo tuyo sea tuyo,” Se trata de trabajar juntos, compartiendo responsabilidades y tomando decisiones conjuntas que beneficien a la unidad familiar. El matrimonio se trata de dar desinteresadamente y no ser egoísta. No nos sorprende que Jack y Sharon estén experimentando problemas relacionados a sus finanzas, ya que los tres retos maritales constantemente recurrentes abarcan el tiempo, el sexo y el dinero.

Las finanzas son un tema crucial en la lista de "temas a dialogar " de las parejas comprometidas y de las casadas. Al igual que con la mayoría de los desafíos matrimoniales, los temas de finanzas deben ser manejados juntos - como pareja. La toma de decisiones conjuntas sobre las finanzas es tan importante como hablar de sus deseos sexuales y la protección del tiempo especial que dedican para pasarlo juntos. El dialogo sobre las finanzas no debe ser sobre quién hace el dinero o incluso lo gasta, tiene más que ver con la forma de manejarlo para el presente y el futuro. La independencia como unidad familiar está vinculada a la planificación y al manejo del dinero de forma apropiada.

Es un hecho que la mayoría de los hogares tienen a ambos padres contribuyendo financieramente en estos días, algunos por necesidad y otros por deseo. En consecuencia, es muy importante que ambos cónyuges hagan tiempo para hablar entre sí acerca de las prioridades financieras y de cómo se va a gastar. No hay nada malo con que Jack tenga derecho a gastar el dinero que pone en la casa, pero lo mismo es cierto para Sharon. ¿Quién llega a gastarlo no es lo importante sino que cuando se gaste, ambos estén de acuerdo y que la decisión no haya sido unilateral.

Sin hacer una gran escena, un enfoque que Sharon podría tomar es compartir con Jack, eligiendo cuidadosamente sus palabras, sus preocupaciones por el dinero que Jack ha gastado y el impacto que está teniendo en su relación. A su vez, Jack debe estar dispuesto a compartir con Sharon por qué se vio en la necesidad de incurrir en deudas. Tanto Sharon como Jack deben estar preparados para reconocer un posible problema que tal vez necesite de una ayuda profesional.

La elección de las palabras más eficaces al compartir sus preocupaciones es importante y no debe tomarse a la ligera. La Escritura nos recuerda: " Lo mismo pasa con la lengua; es una parte muy pequeña del cuerpo, pero es capaz de grandes cosas. Considera qué bosque tan grande puede quemarse por causa de un pequeño fuego (Santiago 3:5). Lo mismo puede pasar con su relación debido a palabras fuertes y negativas. Pueden ser devastadoras. Tanto Sharon como Jack parecen tener fuertes sentimientos acerca de este tema y ambos tienen que ser sensibles y compasivos cuando estén hablando sobre esto. El respeto y la consideración son claves para el éxito del diálogo. Teniendo esto presente, es posible que las razones detrás de este tema se hagan más comprensibles.


El Diácono Tom Fogle y JoAnne Fogle ayudan a preparar parejas para el matrimonio.

parish staff directory

Catholic Event Finder

Mobile Directory

Mass Times

FAITH Magazine

Outreach Mass