Ella dice: “Deseo ser una mamá que se dedica exclusivamente al hogar” | Diocese of Lansing

Ella dice: “Deseo ser una mamá que se dedica exclusivamente al hogar”

Cuando nuestro primer hijo nazca en cuatro meses. Mi esposo opina lo opuesto, él quiere que yo vuelva a trabajar. Parece que estuviera obsesionado con el dinero, pero yo creo que podríamos vivir con un solo salario.

Él dice: “Eso no es posible ahora”.

Me gustaría que Helen se quedara en casa, pero por ahora no es posible. Creo que ella no comprende lo precario que es el mercado laboral – ¿qué pasaría si pierdo el trabajo? Además, tal vez podríamos sobrevivir con mi salario, pero estaríamos muy ajustados y no tendríamos un fondo para emergencias.

¿Qué hacer?

El nacimiento de un primer hijo es un acontecimiento que cambia la vida, y es natural sentir miedo o preocuparse. Pero parece que el temor de Rick acerca de su situación financiera se interpone en lo que ambos desean – que Helen se quede con el bebé en casa.

Si Helen y Rick cuidadosamente hacen una lista de las ventajas y desventajas que hay si Helen vuelve a su trabajo en vez de quedarse en el hogar, puede que les sorprenda lo que descubrirán. Lo que muchas parejas no toman en cuenta es todos los gastos en los que se incurre al trabajar fuera del hogar. Para volver al trabajo, tal vez Helen tendrá que pagar transporte, guardería, almuerzo y ropa apropiada. Ella tendrá que comprar una bombilla o darle formula al bebé, ambas son opciones bastante caras. Luego de sacar la cuenta de lo que les costará que Helen vuelva a trabajar, tal vez lleguen a la conclusión de que financieramente tiene más sentido que ella se quede en casa.

Para aliviar la preocupación de Rick, Helen podría animarse a trabajar tiempo parcial los fines de semana durante la temporada previa a la Navidad, por ejemplo, cuando las tiendas necesitan trabajadores adicionales y los gastos de vacaciones ejercen una presión en el presupuesto. Ambos podrían renunciar a ciertos lujos tales como viajes o salir a comer, o quizás retrasar un proyecto de renovación en la casa. Para mantener la opción de volver a trabajar abierta, Helen puede mantener viva su red de contactos profesionales y mantenerse al día sobre los avances en su campo.

A pesar de que la maternidad no es un trabajo remunerado, es un trabajo inmensamente valioso. Es profundamente importante y "tan grande como para ser comparable con cualquier trabajo profesional", según el Papa San Juan Pablo II (Carta a las familias, 17). Las madres que se quedan en casa comparten el mismo trabajo que hizo la Virgen María, quien cuidó del niño Jesús y de la casa que compartían con San José. No todas las madres están llamadas a quedarse en casa a tiempo completo, sin embargo. Hoy en día hay santos tales como Santa Gianna Molla, quien trabajó como médica y también crio a sus muchos hijos.

Pero si Helen está realmente llamada a ser una madre y ama de casa, Rick y Helen encontrarán que esa elección bien vale la pena el sacrificio económico.


Steve y Bridget Patton tienen maestrías en teología y consejería y sirven como ministros de vida familiar para la Diócesis de Sacramento.

parish staff directory

Catholic Event Finder

Mobile Directory

Mass Times

FAITH Magazine

Outreach Mass