Cuando sean perseguidos permanezcan en el amor: San Cirilo de Jerusalén | Diocese of Lansing

Cuando sean perseguidos permanezcan en el amor: San Cirilo de Jerusalén

Fiesta: 18 de marzo

San Cirilo de Jerusalén (315-386) vivió en una época de conflicto continuo debido a las herejías y los enemigos creados por estas herejías. Atrapados en las muchas luchas de poder entre arrianos (aquellos que creían que Jesús no era divino o uno con el Padre) y los que permanecían fieles a las enseñanzas de la Iglesia, Cirilo fue desterrado varias veces de Jerusalén, donde fue obispo. Un período de exilio de su Jerusalén natal duró 11 años.

Mientras que San Cirilo pudo haber respondido a quienes lo exiliaron con ira y con un espíritu de venganza, él optó por centrarse en el poder sanador del perdón y del Espíritu Santo. Él realmente creyó que el perdón tiene el poder de acercar a quienes sufren hacia la luz de Dios - y vivió fiel a esta creencia. A lo largo de sus exilios, nunca escribió nada negativo o mostró mala voluntad hacia aquellos que le traicionaron.

En resumen, Cirilo buscó ser como Cristo, que mantuvo su fe y perdonó a todos los que le traicionaron y participaron en su ejecución. Cuando se enfrentaron a la persecución, Jesús, y San Cirilo, no pagaron la violencia con violencia - no pagaron el pecado con el pecado. En cambio, tal como Cirilo escribió, "Di mi espalda a los que me azotaron y mis mejillas a quienes me golpeaban; y no protegí mi rostro de la vergüenza de ser escupido”. Decidió, como Cristo, permanecer en el amor, lo que rompió la cadena del odio.

parish staff directory

Catholic Event Finder

Mobile Directory

Mass Times

FAITH Magazine

Outreach Mass