¿Cuáles son las diferencias entre el judaísmo, el cristianismo y el Islam? | Diocese of Lansing

¿Cuáles son las diferencias entre el judaísmo, el cristianismo y el Islam?

Estas tres grandes religiones tienen sus raíces en la tradición de Abraham: el judaísmo, el islam y el cristianismo.

¿Cómo se diferencian una de otra?

Reconociendo las limitaciones inherentes de hablar de otra tradición de fe, podemos decir que el judaísmo y el Islam se diferencian principalmente del cristianismo en la comprensión de la persona de Jesús. Para los cristianos, Jesús es el cumplimiento de la promesa del Antiguo Testamento. El judaísmo y el Islam simplemente no reconocen la divinidad de Jesús. Por esta razón, el monoteísmo practicado por el judaísmo y el Islam es diferente del monoteísmo del cristianismo. Dada la divinidad de Jesús que no es compartida por el judaísmo y el Islam, el cristianismo tiene una comprensión trinitaria del único y verdadero Dios. De hecho, el Islam describiría al cristianismo como una religión tri-teísta, en lugar de una religión monoteísta. - Padre Schoenstene

Como se indicó anteriormente, es importante reconocer el peligro de ser percibido como demasiado presuntuoso, simplista o autoritario cuando se trata de hablar de una tradición de fe que no es la propia. En consecuencia, mencionaremos sólo algunas diferencias básicas en cómo estas tres religiones interpretan los textos del Antiguo Testamento.

Aunque las tres religiones tienen algunos elementos de Abraham como antepasado común, también es cierto que interpretan los textos referentes a él de forma diferente. Por ejemplo, en Génesis 12: 1-3, Dios promete a Abraham que será "una gran nación", "una bendición" y que "en él todas las familias de la tierra serán bendecidas" La comprensión judía del pasaje es que la "bendición" se llevará a cabo a través de los descendientes de Abraham, los Judíos. Para los cristianos, Jesús y todos los que creen en él también son descendientes de Abraham. Y para el Islam este pasaje significa que Dios hace a Abraham un imán, o líder de la humanidad, y que la "bendición" viene a través de Abraham mismo. - Profesor Nagel 

¿Cómo se diferencia una lectura judía o islámica del Antiguo Testamento de una lectura cristiana?

Cuando se trata de la lectura del Antiguo Testamento, una lectura cristiana requiere necesariamente del lente de la cristología, ya sea implícita o explícitamente. Además, el Antiguo Testamento debe ser visto en continuidad con el Nuevo Testamento, ya que ambos son la palabra de Dios.

El judaísmo, en cambio, no comparte la creencia en la Palabra Encarnada. El Antiguo Testamento no es leído teniendo a Cristo mente, sino como tempranos documentos inspirados de su comunidad religiosa a través de los cuales pueden ver y entender mejor su presente existencia como pueblo.

Por último, una lectura islámica del Antiguo Testamento sería muy diferente tanto de una lectura judía como de una lectura cristiana. El. Islam ve al Antiguo Testamento de alguna manera como defectuoso. Por lo tanto, cualquier lectura del Antiguo Testamento sería una lectura coránica, ya que los musulmanes creen que el Corán es la verdadera Palabra de Dios y que en realidad suplanta al Antiguo Testamento. Dicho de otra forma, si existiera una contradicción entre el Antiguo Testamento y el Corán, las enseñanzas del Corán tendrían primacía sobre el Antiguo Testamento y este último sería rechazado. - Padre Schoenstene

La persona de Jesucristo y el significado de su pasión, muerte y resurrección son vistos de manera diferente por las tres religiones. Para el pueblo judío, Jesús no puede ser divino, porque sólo hay un Dios, y para ellos su divinidad presupone la existencia de dos. Su Shema ordena: "Escucha, oh Israel, el Señor es nuestro Dios, el Señor es uno "  Deuteronomio 6: 4. Para el Islam, también, el concepto de un Dios trinitario implica la existencia de más de un Dios. Tanto el judaísmo como el Islam reconocen que Jesús fue un gran profeta, pero niegan su divinidad. En consecuencia, una lectura cristiana del Antiguo Testamento difiere de forma básica con la del Judaísmo y el Islam en que los cristianos ven otro nivel de significado en el Antiguo Testamento, es decir, una significancia cristológica que interpreta los textos a la luz del misterio pascual. - Profesor Nagel

Vaticano II

P: ¿Qué nos enseña el Concilio Vaticano II sobre la relación de la Iglesia con las Iglesias orientales que no están en comunión con la Sede Apostólica de Roma?

R: El Decreto sobre el ecumenismo (Unitatis redintegratio) declara que las Iglesias Orientales tienen una posición especial en términos de su relación con la Iglesia. El Este y el Oeste están unidos en comunión de fe y vida sacramental que se extiende más allá de la división lamentable que ocurrió hace siglos en las controversias sobre las formulaciones dogmáticas y la disolución de la comunión eclesiástica entre los patriarcados orientales y la Sede Romana. Esto hace que el deseo de la Iglesia por un retorno a la plena comunión cada vez sea más urgente.

 A pesar de su separación de la Iglesia, las Iglesias orientales tienen verdaderos sacramentos, sobre todo - por la sucesión apostólica - el sacerdocio y la Eucaristía, "por las cuales están unidas aún con nosotros más íntimamente". Ellas también tienen otras cosas en común con Occidente: el amor por la liturgia, un gran respeto por María, un lugar de honor para los santos y los Padres de la Iglesia universal que provienen de ellas.

El documento reconoce la forma en que el Occidente ha, de hecho, tomado de las riquezas de Oriente en términos de la liturgia, la tradición espiritual y la jurisprudencia. Menciona las tradiciones expresadas en la vida monástica oriental que se convirtieron en la fuente de la vida monástica latina. En realidad se recomienda a los católicos a que "aprovechen más a menudo de las riquezas espirituales de los Padres orientales, que elevan al hombre entero a la contemplación de los misterios divinos". Además, el decreto señala que los dogmas fundamentales de la fe cristiana en relación con la Trinidad y la Virgen María fueron definidos en concilios ecuménicos celebrados en el Oriente. 

Cuestionario de Catecismo

P: La tradición cristiana contiene tres importantes expresiones de la vida de oración. La oración vocal, como rezar en voz alta el Padrenuestro, donde se involucra nuestros sentidos y se busca traducir nuestros sentimientos en una expresión externa. La meditación, la cual es más una búsqueda orante, que involucra el pensamiento, la imaginación, la emoción y el deseo en un esfuerzo por apropiarse de un tema de la fe mediante la confrontación de la realidad de nuestra propia vida. ¿Cuál es la tercera expresión?

R: La oración contemplativa. Se trata de una mirada de la fe puesta en Jesús, una escucha de la Palabra de Dios y un amor en silencio. "Alcanza la unión con la oración de Cristo en la medida en que nos hace partícipes de su misterio. - CIC 2724 (Véase 2700-2719)


Profesores del Seminario hablan sobre las Escrituras
  Padre Robert Schoenstene, SSL, es profesor adjunto del Departamento de Exégesis Bíblica y Proclamación de la Universidad Saint Mary of the Lake/Mundelein Seminary.
  Elizabeth Nagel, S.S.D., es profesora en el Departamento de Exégesis Bíblica y Proclamación de la Universidad  Saint Mary of the Lake/Mundelein Seminary.

parish staff directory

Catholic Event Finder

Mobile Directory

Mass Times

FAITH Magazine

Outreach Mass