Celebra el poder de la cruz | Diocese of Lansing

Celebra el poder de la cruz

La festividad de la Exaltación de la Santa Cruz, que se celebra el 14 de septiembre en el calendario de la Iglesia, es un día muy especial. Aunque no es muy conocido en muchos lugares, es un día reservado para celebrar el triunfo de la cruz sobre el pecado y la muerte. La muerte de Cristo en la cruz rompió las cadenas del pecado y la muerte por todos nosotros que ponemos nuestra esperanza en él y que seguimos sus enseñanzas hasta que lo veamos cara a cara algún día.

Veamos un poco de historia. Constantino, quien fue el primer emperador romano que profesó la fe cristiana, tenía una madre muy devota, Santa Elena. Cuando su hijo se convirtió en el emperador, Elena se dispuso a ver si podía encontrar los sitios significativos de los primeros cristianos. Esos sitios habían sido destruidos después de la muerte de Cristo, pero se enteró de que santuarios paganos se habían construido sobre ellos. Como resultado, Santa Elena pudo encontrar algunos de esos santuarios, y descubrió que eran considerados como lugares cercanos a la crucifixión y a la sepultura de Cristo en el año 33 DC. (Arqueólogos modernos creen que ella pudo haber estado en lo correcto). Sobre estos sitios, Constantino ordenó la construcción de la Iglesia del Santo Sepulcro como se le conoce hoy en día. La iglesia fue dedicada el 14 de septiembre de 335.

Por lo tanto, esta fiesta celebra tres acontecimientos históricos: el hallazgo de la verdadera cruz por Santa Elena; la dedicación de las iglesias construidas por Constantino en el sitio del Santo Sepulcro y el Calvario; y la restauración de la verdadera cruz de Jerusalén por el emperador Heraclio en el siglo VII.

Este se ha convertido en un día para celebrar la victoria de Cristo sobre el pecado y la muerte. El Viernes Santo es el día más importante y apropiado para el duelo por la muerte de Cristo por nuestros pecados, pero el 14 de septiembre es un día en que podamos regocijarnos y dar gracias por el poder de la cruz y la voluntad de Cristo para abrazar la cruz por cada uno de nosotros para que tengamos vida eterna.

Aquí hay cuatro maneras de celebrar la Fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz:

1. Comienza de nuevo a hacer la señal de la cruz: antes de las comidas, antes de la oración o al rezar con otro, antes de ir a la cama o al despertar por la mañana. Encomienda tu mente, tu cuerpo y tus emociones con el signo por el que cual Cristo triunfó sobre la muerte. Siempre haz la señal de la cruz-lentamente-como tocando el agua bendita de la fuente al entrar en una iglesia. Muchos hacen la señal de la cruz sin pensarlo o descuidadamente - o simplemente no la hacen. Toma un momento y piensa lo que haces, así como lo que dices.

2. Di una oración corta: "En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Señor, que todo lo que haga aquí o durante este día lo haga en tu nombre y para tu honor y gloria. "Esta clase de oración es una manera de reconocer que sabes y crees que todos tus dones o talentos han venido de tu creador. Que tú no eres la fuente, que sólo eres el administrador de los dones que se te han dado. Te santiguas con la señal de la cruz para indicar a quién le perteneces y que deseas que tus pensamientos, palabras y acciones sean para darle gloria.

3. Decide cómo vas a honrar y agradecer a Cristo en este día por sus sufrimientos y su muerte, que te liberaron del castigo eterno y te dieron la esperanza de la vida eterna.

4. Piensa cómo puedes hacer de la señal de la cruz un hábito tranquilo, discreto y orante.

Que el poder de la cruz "invada" tu vida y que te llene de la alegría que nadie te puede quitar.

La Hermana Ann Shields es una autora reconocida y una miembro de las Servants of God’s Love (siervas del amor de Dios).  @srannshieldssgl

parish staff directory

Catholic Event Finder

Mobile Directory

Mass Times

FAITH Magazine

Outreach Mass