¡A mi hija le gusta la niñera más de lo que yo le gusto! | Diocese of Lansing

¡A mi hija le gusta la niñera más de lo que yo le gusto!

P: A mi hija parece gustarle más su niñera que yo. Como madre, estoy feliz de que ellas tienen una buena relación, sin embargo estoy celosa.

R: Un proverbio ruso señala que, " Los celos y el amor son hermanos. " El poderoso amor que tienes hacia tu hija te ha llevado a envidiar otra relación positiva en su vida. Pero, al mismo tiempo, eres feliz porque anhelas lo mejor para tu hija. El que estés consciente de la ambigüedad de tus sentimientos es el primer paso solucionar tus emociones encontradas.

• Reorientar las relaciones. Tu pregunta indica una sensación de inseguridad al comparar tu relación con la de la niñera. En lugar de pensar en ti misma y en la niñera como competidoras por el afecto de tu hija, comienza a visualizar formas en que son socias con objetivos similares. El amor no es un bien limitado. Una persona que es feliz y segura es probable que comparta esa sensación de bienestar con los demás. Durante los primeros años, un aspecto clave del desarrollo es la construcción de una creencia en que el mundo es digno de confianza porque los padres, la familia extendida y otros adultos están ahí para brindar apoyo. El hecho de que tu hija tiene una buena relación con su niñera es una muestra de que le estas proporcionando un ambiente seguro y amoroso cuando tú no puedes estar disponible. ¡Felicítate por hacer una buena elección!

• Recuerda que los sentimientos de apego no son siempre los mismos. J. Clasien De Schipper y sus colegas en los Países Bajos señalan que el apego hacia las niñeras o proveedores de cuidado infantil se basa en la sensibilidad del cuidador hacia el grupo de niños. El apego implica interacciones que son positivas en el ambiente de grupo. Tus interacciones como madre implican un apego sobre la base de la sensibilidad hacia tu propia hija. Al proveedor le encantan los niños, y es sensible a tu hija como tal. Sin embargo, tu hija va a crecer, y otros niños la reemplazarán en el amoroso grupo de cuidado infantil. Tu hija siempre será un miembro insustituible de tu familia.

• ¿Qué sientes que estás perdiendo? Toma un tiempo para considerar lo que sientes que te está faltando en tu relación con tu hija. Esos sentimientos de celos pueden estar relacionados con actividades específicas que son importantes para ti. ¿Hay alguna manera de aumentar la frecuencia de participación en esas experiencias que son una prioridad para ti?

Cuando te sientas insegura y celosa, toma un momento para orar y pide por orientación y visión. "Pido en mi oración que su amor siga creciendo más y más todavía, y que Dios les dé sabiduría y entendimiento para que sepan escoger siempre lo mejor. Así podrán vivir una vida limpia, y avanzar sin tropiezos hasta el día en que Cristo vuelva" (Fil 1, 9-10)

La Dra. Cathleen McGreal es una profesora de psicología y directora espiritual certificada.

parish staff directory

Catholic Event Finder

Mobile Directory

Mass Times

FAITH Magazine

Outreach Mass